#sustentabb | Parque Común
624
post-template-default,single,single-post,postid-624,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Parque Común

Parque Común

Soy de las personas que les gusta explorar el entorno en donde estoy, pues cuando recién llegué a la ciudad de Hermosillo, porque no soy de aquí, caminando por mis rumbos siempre pasaba por el parque de Colina Blanca, ubicado en la colonia Bachoco.

Con los días me di cuenta que este cambiaba constantemente gracias a un cuarteto de señoras que dedicaban sus tardes a ejecutar diferentes tipos de proyectos con materiales reciclados que podemos encontrar o tener a la mano, con la intención de generar un bien a la comunidad que rodea el parque y a quienes se animaban a visitarlo. Con este cambio, más allá de mejorar visualmente el entorno, produjo un incremento en la seguridad de la zona, pues ya había más actividad a sus alrededores, dándole menos oportunidad a que se genere el vandalismo.

Me anime a acercarme a unas de las señoras a preguntarle cómo fue el proceso de todo ese movimiento que habían generado, ella me menciono que fue totalmente voluntario por parte de las cuatro y con el tiempo la vecindad se acercaba sola a ofrecer ayuda o quizá ejercer un tipo de organización para todos contribuir en el proyecto, pero ellas se negaron, ya que creen firmemente que debe ser una acción totalmente voluntaria y por gusto, que si alguien quiere ayudar sea porque le nazca y no porque tiene que cumplir con cierto horario u obligación, más no negaron la oportunidad de el que quiera ayudar o proponer ideas. De repente llegaba uno que otro vecino a ayudar o a donar materiales que podían ser útiles a estas mentes creativas dispuestas a trabajar.

 

Con solo 9 meses de ejecución el parque era totalmente otro, ahora lo visitan diferentes personas diario y disfrutan cada rincón de él, pues no hay ni un solo detalle fuera de lugar y donde te posiciones puedes contemplar diferentes escenarios.

Con este ejemplo podemos darnos cuenta de que el medio para que nuestro entorno mejore está en nuestras manos, solo basta disponerse, tener ganas y más que nada querer.

Personalmente los invito a darse una vuelta y se den el lujo de disfrutarlo.

 

Rosalia Almirudis

No Comments

Post A Comment